Flúor y salud Ósea

¿Qué es el flúor?

El Flúor es un componente importante del organismo humano y animal, especialmente asociado a tejidos calcificados (huesos y dientes), por su gran afinidad con el calcio, cumpliendo funciones tan importantes como el fortalecimiento de dientes y huesos.

El cuerpo lo precisa en pequeñas cantidades, pero esto no significa que no sea importante. Colabora en la formación del esmalte dental y este es un aspecto muy importante para los bebés. Su desarrollo dental comienza en el primer mes de embarazo, por lo que es muy importante que la dieta de la futura mamá incluya las cantidades necesarias de flúor, además de otras vitaminas y minerales. También contiene agentes antibacterianos, por ello colabora en la prevención de caries dental, siendo excelente para proteger los dientes de todas las personas, sean pequeños o mayores. En el caso de personas de 3ª edad, donde se dan casos de pérdida de encía o enfermedad periodontal, el flúor combate la sensibilidad al frío.

¿Cómo actua en el organismo?

El flúor ingerido se absorbe en el estómago e intestino delgado aunque también a través de los pulmones debido a que existe Flúor en la atmósfera. Una vez absorbido pasa a la circulación sanguínea desde donde es transportado y distribuido a todo el organismo, especialmente en tejidos calcificados como huesos y dientes. Se elimina principalmente a través de los riñones y en menor medida a través de sudor, heces, saliva. En el caso de mujeres también a través de leche materna.

Consecuencias de la deficiencia de Flúor en el organismo

Como consecuencia de una ingesta deficiente de flúor se da un aumento en la incidencia y severidad de la caries dental: destrucción del tejido del diente ocasionada por la placa bacteriana a partir de restos de alimentos depositados sobre el diente.
La deficiencia de Flúor se relaciona con la fragilidad ósea produciendo fracturas de huesos.

Ingesta de Flúor diaria

Las necesidades de Flúor en el organismo varían según la edad:
Niños < 1 año: 0.5 mg/día
Niños 1 - 3 años: 0.7 mg/día
Niños 4 - 8 años: 1 mg/día
Niños 9 -13 años: 2 mg/día
Adolescentes - adultos 14 -70 años: 3 mg/día
Embarazadas - lactantes: 3 mg/día

¿Dónde podemos encontrar Flúor?

El flúor es el elemento más abundante en la corteza terrestre, con una concentración de 950 ppm. En el agua del mar se encuentra en una proporción de aproximadamente 1,3 ppm.

El Flúor se puede encontrar en:

  • Alimentos vegetales: Lechuga, espinacas, patatas y cebollas
  • Alimentos marinos: Sardina, salmón, bacalao y mariscos
  • Otros productos: dentífricos y enjuagues bucales

El problema es que los dentífricos y enjuagues bucales no están al alcance de todos los países, sobre todo los subdesarrollados y por otro lado el agua corriente de uso público puede que no contenga Flúor o por el contrario que la concentración de Flúor en la misma sea muy baja, en estos casos la mejor alternativa es la fluoración de la sal.

La fluoración de la sal para consumo humano es una opción que se viene utilizando desde 1955 en Suiza y a partir de 1986, un gran número de países ha puesto en marcha políticas de fluoración de la sal como parte de su estrategia global de salud pública.

Sal fluorada

La sal fluorada es una medida preventiva que reduce la incidencia de caries, de fácil utilización por toda la población independiente de la región donde resida, lo cual garantiza una amplia cobertura de la medida preventiva.

La sal, como conductor importante del flúor, fue considerada en el cuadro de la prevención de la caries dental creado por la OMS en 2005.

En España existe sal fluorada desde 1983 establecido por el Real Decreto de 27 Abril, que aprueba la reglamentación técnico sanitaria para la obtención, circulación y venta de la sal fluorada/ yodo fluorada y establece un contenido de Flúor entre 90-225 mg / Kg sal.

Beneficios de la sal Fluorada

  • Previene de la caries dental y del crecimiento de bacterias que desarrollan el sarro
  • Junto al Calcio y la Vitamina D ayuda a solidificar los huesos


¿Deseas saber más?