Noticias

Ávila visita en Sanlúcar de Barrameda la empresa Albareros, dedicada a la producción de sal marina yodada.

7 de Abril de 2011

El Consejero de Economía, Antonio Ávila, junto a la alcaldesa de Sanlúcar, Irene García y al gerente de Albareros, Anselmo Díaz.

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, acompañado por la alcaldesa de Sanlúcar de Barrameda, Irene García; el vicerrector de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación de la Universidad de Cádiz, Francisco Antonio Macías, y la delegada provincial de la Junta de Andalucía en Cádiz, Angelines Ortiz, ha visitado las instalaciones de la empresa Albareros en el municipio sanluqueño, dedicada a la transformación, envasado y comercialización de la sal marina para su uso alimenticio.

La actividad de la firma se centra en la venta de sal marina yodada en diferentes formatos.

Ávila ha enmarcado esta actuación empresarial en el ámbito de la economía sostenible, al tratarse de un producto natural "asociado a la tierra de Sanlúcar", y ha subrayado el respaldo que en materia de "innovación" ha obtenido este proyecto de la Universidad de Cádiz (UCA), que ha participado activamente en la gestación de esta iniciativa.

Para ello, está trabajando con el grupo de investigación de la UCA, AGR-203: "Ingeniería y Tecnología de los Alimentos", con el objetivo de realizar un estudio sobre optimización y diseño del proceso de yodación de sal marina y sus efectos sobre la vida útil.

La empresa ha puesto en marcha su proyecto ante la falta de un sistema que garantice el correcto contenido de yodo que exige cada país en virtud de un nuevo Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de diciembre de 2010 sobre aditivos alimentarios, donde se recoge que la sal es el único producto alimenticio conductor del aporte de ese yodo.

Además, la Organización Mundial de la Salud y Unicef recomiendan a las autoridades sanitarias del planeta el aporte extraordinario del yodo a la totalidad de la población.